PUBLICADO EN FACEBOOK – MARTES 28 DE JUNIO, 2022

Hola a todos, hoy les quiero compartir un artículo que nos habla de los NIÑOS FELICES: LA RECETA PARA LA EDUCACIÓN INFANTIL, entre los ‘ingredientes’ encontramos que necesitan herramientas y aprendizajes que los lleven a sentirse bien consigo mismos, tener contacto con la realidad y los desafíos cotidianos, relaciones sociales establecidas y duraderas, entre otros. Se recomienda procurar en ellos los siguientes hábitos: tener iniciativa, equilibrio, establecer objetivos y planificar, así como tener acuerdos ganar/ganar, trabajar en equipo, etc.

NIÑOS FELICES: LA RECETA PARA LA EDUCACIÓN INFANTIL


Por Angel | Fecha: 28 Junio 2022

EDUCACIÓN Y NIÑOS FELICES: PREMISAS CLAVE

Si nos preguntamos cuál es el objetivo último de la educación la respuesta irá mucho más allá de la sola adquisición de conocimientos. Por el contrario, la meta educativa es preparar a los niños y jóvenes para vivir en sociedad a partir de la potencialización de habilidades y capacidades. Es por eso que formar personalidades fuertes, sensibles y resilientes necesitará de la educación en inteligencia emocional, inteligencia cuya base es la formación de niños felices.

A lo largo de este artículo de la categoría «Escuela de padres» buscaremos esclarecer la receta de la felicidad para niños. Lo anterior, aprendiendo a identificar sus señales y a incluir hábitos saludables y eficientes dentro de sus rutinas.

¿QUÉ NECESITAN LOS NIÑOS PARA SER FELICES?

Sin duda alguna, la felicidad de los niños no depende necesariamente de la satisfacción de necesidades materiales. Tampoco de la respuesta a las varias exigencias sociales, académicas y profesionales que hoy los rodean. Para abordar el concepto de felicidad se debe partir por saber que los niños necesitan ser felices, más no mejores y esto implica encontrar el equilibrio emocional.

De esta forma, los ingredientes o las cosas que hacen felices a los niños son:

  • Herramientas y aprendizajes que los lleven a sentirse bien consigo mismos. Esto a través del equilibrio de emociones positivas y negativas.
  • Contacto con la realidad y los desafíos cotidianos. Los niños necesitan entender su entorno para encontrar las soluciones y acciones adecuadas a diferentes situaciones desde la resiliencia y el desarrollo de fortalezas para la vida.
  • Relaciones sociales bien establecidas y duraderas. Estas fundamentadas en la empatía.

Los anteriores son entonces las bases principales para saber que un niño verdaderamente es feliz. Una sola sonrisa o una carcajada no tiene el poder de determinar esta emoción y, mucho menos, su duración en el tiempo.

LOS 7 HÁBITOS DE NIÑOS FELICES

Para guiar a las escuelas para padres y a los maestros en el camino por la búsqueda de niños felices, la lectura siempre ha tenido un papel fundamental. En este caso, hará su aporte a partir de un libro que viene cargado de muchas enseñanzas.

Los siete hábitos de los niños felices, escrito por Sean Covey, propone ─ como su nombre lo indica ─ siete hábitos que lograrán pensamientos en niños felices y acciones basadas en dicho pensamiento. Cada uno de estos hábitos será explicado mediante un cuento e ilustraciones. Además estarán acompañados de secciones para padres cuyo objetivo es guiarlos en el camino de la enseñanza.

Estos hábitos son:

  1. Ten iniciativa porque todo depende de ti. Los niños sabrán cómo responder a sus emociones y tomar acciones para mejorarlas.
  2. Establece objetivos y planifica. Siempre es bueno tener planes definidos para alcanzar las metas propuestas.
  3. Prioriza. Los niños aprenderán a reconocer los objetivos más importantes y darles a ellos el tiempo y el compromiso necesario.
  4. Acuerdos ganar/ganar. Esto significa pensar en el beneficio mutuo, sin tener que lograr algo dañando o haciendo mal al otro.
  5. Entender, escuchar y comprender desde el corazón y la empatía.
  6. Trabajar en equipo hará que los desafíos sean más sencillos de solucionar.
  7. Renovación y equilibrio. La premisa final de los niños felices es encontrar el equilibrio entre cuerpo, mente, corazón y espíritu.

EDUCANDO PARA LOGRAR NIÑOS FELICES, ¿ES POSIBLE?

Frente a un mundo en constante cambio, la educación debe propender por orientar sus procesos educativos hacia el desarrollo de habilidades propicias para la construcción personal e interpersonal.

La escolaridad y el proceso de enseñanza – aprendizaje integral y de calidad se fundamenta en el balance de las competencias académicas y las competencias emocionales. Esto es lo que permite que se consolide, no solo como un proceso de adquisición de conocimientos, sino como un proceso de adaptación al medio. Proceso que no debe implicar sacrificar talentos, hobbies o tiempo familiar.

Si lo anterior se pone en práctica se pueden evitar problemáticas relacionadas con el estrés, la ansiedad y la depresión. Además de evitar también conflictos entre estudiantes, familias y maestros.

Así que ¡Sí! Educar para niños felices si es posible. Esto requiere objetivos educativos centrados en la construcción de individuos integrales, conscientes y reflexivos.

CONCLUSIÓN

Ya hemos hablado de los ingredientes principales y el método de cocción para lograr la felicidad de los niños. Pero, antes de irnos, quisiéramos dar relevancia sobre un ingrediente oculto, pero fundamental. Un ingrediente que unifica todos los anteriores: el aprendizaje.

El aprendizaje permanente es clave para que los más pequeños descubran el mundo. Es el primer paso hacia su propia felicidad. Es importante contar con contenidos, metodologías y estrategias que motiven a los estudiantes y a las escuelas a seguir aprendiendo y buscando respuestas. Esto con la intención de aportar al crecimiento de niños felices, colaborativos y eficientes.

Fuente: Luca.

* ¿Qué te pareció el artículo?, ¿crees que tu hijo(a) es feliz?

Con el gusto de siempre, esta página está dirigida para todos ustedes, que, como yo, están interesados y comprometidos con el mundo de la educación; todas sus participaciones, opiniones y comentarios son muy bien recibidos.

Nos vemos el próximo martes…

Angel


Enlace de referencia: https://www.lucaedu.com/ninos-felices/